La Homeopatia y los Niños.

Las ventajas de la homeopatía frente a los remedios convencionales

Homeopatia y bebes

La homeopatía ha surgido como una alternativa complementaria a la medicina convencional, que cada vez genera más confianza entre la población. Según los últimos datos ofrecidos por la Comisión Europea, actualmente 100 millones de europeos la utilizan y, en España, el 30 por ciento de la población recurre a estos medicamentos con asiduidad. 

 

 

Según las estadísticas, en los últimos años, su utilización ha aumentado casi un 4 por ciento y, dentro de este crecimiento, se observa un claro aumento de lactantes y niños. En una publicación británica sobre la práctica homeopática en Noruega, se dice que 1 de cada 4 consultas al homeópata, en 1998, correspondió a niños entre 0 y 9 años. Eso se debe a que muchos padres perciben esta medicina como segura, inofensiva y sin efectos tóxicos. Se puede administrar a bebes recien nacidos, previa consulta médica.

 

¿Qué es la homeopatía?

La homeopatía es un sistema de medicina alternativa, que emplea remedios carentes de ingredientes químicamente activos, en dosis mínimas. Sus sustancias producen efectos semejantes a los síntomas de la enfermedad, que se desea combatir, y así se activa la respuesta metabólica. La homeopatía es una de las llamadas "medicinas alternativas" más conocidas y que goza de mayor aceptación. Junto a la acupuntura, es la práctica más popular.

Un buen cuidado médico comienza en casa. Hoy en día, por los efectos colaterales de los medicamentos convencionales, principalmente cuando son administrados a los bebés o a los niños pequeños, muchos padres están recurriendo a los medicamentos homeopáticos para tratar problemas pediátricos, agudos o crónicos, como el alergias, los diarreas, e incluso los desordenes de la conducta. Aunque las medicinas homeopáticas presenten buenos resultados en los niños, antes de empezar a usarlas, es aconsejable que se consulte a un médico especialista, sobre todo, para evaluar el cuadro clínico del niño.


Homeopatia y bebes
CLICKA LA FOTO PARA LEER EL ARTICULO COMPLETO.