MASTITIS Y PROBIOTICOS

PROBIOTICOS DURANTE LA LACTANCIA. Una herramienta contra la mastitis.

La OMS define los probióticos como microorganismos vivos que, cuando son suministrados en cantidades adecuadas, promueven beneficios en la salud del organismo huésped.

 

Antiguamente se creía que la leche materna era estéril, cuando lo cierto es que en la mama existe una gran “comunidad” bacteriana, que juega un papel muy importante para el bebé lactante. Si el equilibrio de esa comunidad se altera, pueden concretarse unas pocas especies de forma muy elevada (sobre todo estafilococos y estreptococos). El resultado de ese desesquilibrio es la inflamación y obstrucción de los conductos, en definitiva: una mastitis.

 

 

Las cepas de bacterias implicadas en las mastitis son habitualmente resistentes a los antibióticos que precisamente se suelen prescribir por defecto, como la amoxicilina, lo cual explica que un alto número caso de mastitis tratadas con ellos se cronifiquen. De hecho, incluso pueden provocar una candidiasis vaginal asociada a la antibioticoterapia.

 

A través de un ensayo clínico realizado hace unos años se llegó a la conclusión de que cepas probióticas cuidadosamente seleccionadas podrían ser una estupenda alternativa o bien complementar al tratamiento con antibióticos.

 

Estas cepas probióticas se habían aislado previamente a partir de leche materna de mujeres sanas, observando su potencial antimicrobiano tanto in vitro como en modelos con animales y demostrando que existe una transferencia entre el aparato disgestivo y la glándula mamaria de las madres. Una vez en la mama, estas cepas podrían desplazar a las bacterias causantes de mastitis.

 

Desde el punto de vista médico, las mastitis constituyen la principal causa de destete precoz; sin embargo, resulta sorprendente la gran escasez de estudios microbiológicos sobre mastitis humanas a pesar de que en la mayoría de los casos tienen una etiología infecciosa. 

 

Interesante leer el trabajo del experto Dr. Juan Miguel Rodriguez, veterinario experto en Mastitis Humanas.

 

Fuente: mamacontracorriente.


 

Problemas en los que los probióticos pueden ser útiles en lactancia materna

 

 

  • Infecciones del pezón.
  • Perlas de leche.
  • Obstrucciones del drenaje de una zona del pecho.
  • Mastitis.
  • Abscesos.

 

 

El Pediatra Jesus Garrido Garcia nos explica como los probioticos pueden ser útiles e incluso esenciales para resolver estos problemas.

En su opinion nos da dos recomendaciones: 

  1. Tomar un probiótico específico  para lactancia materna en las últimas semanas de gestación para facilitar que cuando empiece a trabajar el pecho los gérmenes presentes sean los adecuados.
  2. Si no lo hemos tomado como prevención, manternerlo tras resolverse cualquiera de los problemas mencionados durante al menos un mes para evitar recaídas.

 

NOTA: Este post es estrictamente informativo, realiza tu propia investigacion y busqueda sobre el uso de probioticos durante el embarazo y la lactancia y consulta con tu matrona y médico para buscar una mas amplia información.