MIOMA UTERINO Y EMBARAZO

Los miomas, también conocidos como fibromas uterinos, no son más que tumores benignos, es decir, masas de tejido muscular que crecen dentro del útero y el miometrio –capa media del útero de tipo muscular–. Su aparición y crecimiento está directamente relacionado con la existencia de estrógenos. Por ello, es raro que aparezcan en la mujer antes de la primera menstruación o después de la menopausia.

 

Es un trastorno relativamente frecuente. En la mayoría de los casos, la sintomatología de los miomas suele ser nula. Tan sólo en un pequeño porcentaje pueden causar metrorragias importantes –hemorragias vaginales procedentes del útero que no están asociadas al ciclo menstrual–, dolor abdominal o pélvico o síntomas compresivos en órganos vecinos. Si no tienen una sintomatología grave o no modifican su tamaño, no requieren tratamiento. En cualquier caso, debes consultarlo con tu ginecólogo, especialmente si estás embarazada o planeas ser madre en el futuro.

LOS MIOMAS DURANTE LA GESTACION

 

La mujer, durante el embarazo, experimenta un aumento en el nivel de estrógenos, algo que puede hacer variar la situación del mioma. Lo más habitual es que el cambio hormonal provoque su crecimiento, pero también se observan casos en los que éste mantiene su tamaño o incluso disminuye.

De cualquier manera, tu ginecólogo controlará su evolución ya que si aumentan excesivamente de tamaño es posible que den lugar a determinadas complicaciones: por un lado, pueden comprometer el normal desarrollo del feto, provocando lo que se conoce como Crecimiento Intrauterino Retardado (CIR); y por otro, favorecer la aparición de desprendimiento de placenta y aumenta el riesgo de parto prematuro.

 

En cuanto al parto, los problemas pueden venir por la localización del mioma. Si éste se sitúa en la zona más baja, puede crecer por delante del feto y obstaculizarle el canal del parto. En ese caso, será imprescindible que el alumbramiento se realice por cesárea. En cambio, cuando el mioma no interfiere con el camino de salida del feto, es posible el parto por vía vaginal.


 

TIPO DE MIOMA SI ESTAS EMBARAZADA.

 

Existen tres tipos de miomas en el embarazo:

  • El mioma intramural: está ubicado en la pared del músculo del útero y suele crecer bastante durante el embarazo. Este tipo de mioma en el embarazo puede complicarse cuando crece en la parte baja del útero, obstruyendo el canal del parto y puede ser necesaria una cesárea para que tu bebé nazca.
  • El mioma subseroso: se ubica en la capa más externa del útero y suele crecer de forma externa al útero. Así que este tipo de mioma no presenta habitualmente complicaciones durante el embarazo ni en el parto.
  • El mioma submucoso: se encuentra en la zona más interna del útero y por lo tanto crece dentro del útero. Las complicaciones que puede causar este tipo de mioma son en el momento de implantarse un óvulo, ya que si el óvulo fecundado quiere implantarse justo donde se ubicar el mioma impedirá quedarse embarazada. Por otro lado, si no impide la implantación del óvulo puede provocar desprendimiento prematuro de placenta, aborto o parto prematuro.

MAS INFORMACION

 

Tratamientos contra el mioma uterino

 

La elección de un tratamiento del miomas durante el embarazo u otro vendrá determinado por los síntomas que produce el mioma, su tamaño y la cantidad que haya:

  • Tratamiento farmacológico: hay medicamentos que consiguen reducir el tamaño del mioma.
  • Tratamiento quirúrgico: existen varias opciones, la más común suele ser la miomectomía laparoscópica que elimina los miomas mediante laparoscopia. Esta técnica es muy poco agresiva y te permite regresar a casa tras la intervención.

Aunque es poco habitual los miomas uterinos en el embarazo pueden causar complicaciones y también en la gestación y en el parto, por eso es importante que pidas una visita con el ginecólogo, así será el especialista el que podrá valorar si es o no necesaria una miomectomía laparoscópica.

 

Hay magnificos profesionales en nuestro pais avalados por una larga trayectoria y experiencia como el Doctor Ignacio Lobo Lafuente, Medico ginecólogo especialista oncológico y cirugía endoscopica y robótica. Mas informacion aqui.